Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 18 de junio de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
EDITORIAL HYLAS LOPEZ EUGENIO JOSE
CAPITAL FEDERAL - ARGENTINA
Editorial Hylas

De Eugenio J. López

Experiencia y compromiso en Ediciones de Autor
Tiradas a partir de 200 ejemplares
Encuadernación binder o cosidos con hilo
Asesoramiento, corrección de textos, presentación de la obra


Celular: 153006-9371
editorialhylas@yahoo.com.ar
www.tomasyminu.lectivo.com.ar
www.escribirte.com.ar/blogs/editorialhylas



Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Agosto 2012
PRESENTACION LIBRO: ¿ALGUIEN SE PARECE A MI?, DE ORIANA LOPEZ SALINAS -
Mostrar datos Julio 2012
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Agosto 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

05/06/15 | 10:51: Flor dice:
Hola! necesito citar esta ponencia de Cortázar para un trabajo, sabés si se publicó en algún lado? Gracias! Saludos, Flor
01/06/15 | 23:02: Alejandra dice:
Mi consulta es saber si es posible que la escritora Laura Devetach pueda estar presente en nuestra Feria del libro. La invitación es para conocerla aún más y poder mostrarle y contarle todas las actividades en torno a la lectura que realizamos y sobretodo disfrutar de su presencia, tan valiosa para nosotros. Somos de un pequeño pueblo de la pcia. de Córdoba y contar con alguien tan especial y conocida por los alumnos es muy importante, ya que no es frecuente que nos sucedan estas cosas. Muchas gracias por leer esto y desde ya esperamos una bella respuesta. Saludos.
14/04/15 | 05:01: Lololo dice:
Mierda tu
Vínculos
www.lectivo.com.ar
www.escribirte.com.ar/blogs/editorialhylas
www.dunken.com.ar
www.campusdigital.com
http://www.redescritoresespa.com
EDITORIAL HYLAS
Los caminos de Juana Los caminos de Juana


... Ampliar

Comprar$ 25.00
Escuchá Radio De Tango

EDITORIAL HYLAS



Editorial

Hylas

De Eugenio J. López

Experiencia y compromiso en Ediciones de Autor
Tiradas a partir de 200 ejemplares
Encuadernación binder o cosidos con hilo
Asesoramiento, corrección de textos, presentación de la obra

Teléfono: 20568277
Celular: 153 006 – 9371
editorialhylas@yahoo.com.ar
www.editorialhylas.com.ar
www.escribirte.com.ar/blogs/editorialhylas




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

ORIGENES, de Graciela Saldaña



 

Graciela Saldaña

 

Orígenes

 

 

Querido abuelo:

La vida es redonda y eso me da mucho gusto.

Sobre todo cuando vivo momentos como el domingo pasado de tanta emoción que la perforan, la dividen y hacen que uno sienta en el cuerpo esa necesidad de volver a lo redondo, pues el abrazo es signo de ello.

Ese fin de semana, llevada por el pedido de mí hermano Luis, fui a pasar unos días en la casa de mi viejo y su esposa. Luego de una discusión común con mi querido marido me levanté con ganas de estar con mi viejo. (Hace un tiempito que hago las cosas, no inmediatamente, sino recién cuando las ganas, después de dar toda una vuelta, golpean en mi boca transformadas en decisiones precisas, como verás otra vez lo redondo).

El viaje de apenas ochocientos kilómetros, me resultó tranquilo. El sol me pareció más sol y el campo más nítido que otras veces. Llegamos y ya nos esperaban con ricos manjares, ésos que traen un acento a mi niñez pueblerina.

En la mesa había desde cebollitas en escabeche hasta aceitunas caseras. Mi padre me ofrecía su afecto en los gestos y yo los recibía en un vaivén de añoranza infantil.

Pasó el día, llegó el domingo y con él las ganas de salir a tomar unos mates por ahí. ¡Qué vueltas tiene la vida! ¿No? Por más que se tenga una casa con jardín, con patio, siempre, en el mejor de los casos, nos encontramos con el empuje a la salida.

Y así fue que escuché que mi viejo mencionó ir a visitar la mina donde trabajaste buena parte de tu vida. “Hace unos años que vivo aquí y todavía no he ido”, dijo, y sabrás cómo es el deseo: se lo escucha sin merodeos; nos entra al cuerpo como ráfaga apacible y ¡ya está! Don recibido, don multiplicado, don donado. Es redondo, es redondo, y como el abrazo es con otro; en fin, así iniciamos todos juntos en caravana el desértico camino a las Minas de los Cóndores, situada en el noreste de la provincia de San Luis.

Lamenté no viajar con mi padre sólo por el hecho de perderme las anécdotas que le mantenían comunicado contigo. Pero gocé de los mimos que su esposa le hacía a mi hija menor y eso sí que es rico. La chiquita se desvive por esa abuela, cosa que a mí me llena de enigmático placer. Son los abrazos. Lo redondo que anda dando vuelta, aquello que llevamos de generación en generación, eso que les trasmitimos a los hijos: el afecto por sus mayores, el respeto por sus orígenes.

Cuando llegamos a las Minas, inmediatamente al bajar de los autos ya flotaba en el aire la voz de mi padre señalando el hotel donde se quedaba a dormir su padre; tu.

El lugar, lejos de lo que imaginé, contaba con un puñado de casas, todas tan bonitas y tan conservadas que resultaba inexplicable cómo hoy sólo eran símbolo de un antiguo floreciente progreso. Todo estaba intacto; paredes, ventanas y balcones, pero a la vez todo despoblado; ni un habitante nos daba la bienvenida, la que era ofrecida amablemente por un baqueano del puesto de informes, tal vez con la idea de hacernos conocer lo que alguna vez sucedió ahí, entre la paredes de tan glamoroso hotel, en las aulas o jardines de la ahora triste escuela serrana; en esta oportunidad visitada sólo por unos gansos impertinentes y algún que otro perro merodeador. Era sobrecogedor imaginar que por ahí habías transitado vos, vaya uno a saber con qué pensamientos.

Seguimos la travesía, entramos a la secretaría, una especie de museo hecho con toda la arqueología de esa época en que la mina era rica en tungsteno, época en que ese alemán rápido para los negocios, se encargó de que un buen montón de gente acostumbrada a la perezosa siesta puntana se convirtiera en un grupo de orgullosos y honrados mineros, a costa de dejar la familia, perder de apoco los pulmones y muchas veces tempranamente la vida, pues el encuentro del pico con la dinamita  que había quedado sin detonar solía ser fatal, comentaba tu hijo recordando tus dichos. De esto último no hay testimonio en el lugar, aunque es muy fácil deducirlo. Pero sí hay testimonio de los mapas de la zona, de los acuerdos y aprobaciones para realizar la bendita extracción, fotos de algunos de ustedes. Hasta un billar, de cuando se los hacia con la base de piedra y terminaciones en hierro macizo. También están las lámparas con que se alumbraban para entrar a las minas, cada una de ellas luce, a modo de marbete, el nombre y apellido de su antiguo dueño.

Fue, haciendo ese recorrido cuando me topé con mi apellido, ¡va! con el tuyo, con el de mi viejo. Fue un instante; tuve la sensación de un tiempo detenido, un tiempo que me abstraía llevándome a estar mágicamente tan cerca de tu vida, de tus padres, tus abuelos y de lo que había quedado atrás en el camino. Mi propia voz interrumpió con un llamado: Vení, mirá qué dice acá. Él se puso contento hasta el caracú. Me lo decía su semblante. Él también había encontrado parte de su viejo, y vaya uno a saber que más había encontrado en ese hallazgo, en ese apellido que también lo identificaba. Fue un momento especial, nuestros ojos se transmitían un reflejo particular que nos enlazaba alrededor de eso tan maravilloso que habíamos descubierto. Modo de tenerte o de tenernos presente: trenzadas las tres generaciones palpitando alrededor de tu farol. Imaginando tus manos, tu andar, tus tristezas, tus durezas, tus ilusiones; construyendo así, poco a poco, otra imagen, más humana, de tu paso por ésta tierra, vivificada en ese tesoro encontrado; el que con su magnetismo produjo, en un segundo,  que cada uno de nosotros,  brilláramos de alegría como el rojizo piquillín que cubre el monte.

Reencontrar huellas de nuestro pasado era conmovedor. Toda la familia mirando la lámpara con que te alumbrabas para recibir esa misma lumbre que te permitió guiarte en las peligrosas excavaciones de las oscuras minas de los Cóndores, hoy transformadas en cuevas de paseo turístico que gritan a los cuatro vientos el feroz arrasamiento del que fue victima ese terruño de tanta belleza.

Con el tungsteno se fue también el bullicio matinal, las ginebras del atardecer y los pobladores en su totalidad, transformando al pueblo en castillos fantasmales hilvanados en medio de las sierras.

Así,  en el cruce del pasado y el presente, entre el arrasamiento y lo bello  a mí el fuego de tu encuentro me abrazaba entibiando la mirada, agujereando lo redondo. Permitiéndome que, entre tantos fantasmas serranos  pudiese rescatarte a vos, mi abuelo, y en esta oportunidad no estaba sola, estaba con él, con ellos.

 

Graciela Saldaña.

Antología Palabras sin tiempo - Taller Literario Centro Cultural Belgrano R

Producción año 2007

Coordinador del Taller Literario: Eugenio José López

 

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 7 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
22/02/12 | 18:53: Omar dice:
Es extraño ha pasado bastante tiempo y hoy no se porqué, me puse a leer nuevamente estas lineas tan redondas, lo escrito es realmente atrapante la historia es envolvente el pasado se hace presente con nostalgia y con gotitas de lluvias en los ojos
omar@bvosa.com.ar
 
09/12/08 | 16:04: Fabio dice:
Gra.que te puedo decir.... Hoy en el trabajo y dando vueltas en el google y como si algo me impulsara a escribir tu nombre, me encontre con las lineas de Origenes. Lograste atraparme y sin querer entiendí que la vida es redonda. Te quiere...Tu Hermano
cfabiosalda@hotmail.com
 
21/08/08 | 15:48: mirta cataldi dice:
Graciela Saldaña: ¡ Felicitaciones! Me encantó tu obra. Tiene un estilo muy personal. Por eso te mando un abrazo bien redondo.
cataldimirtus@gmail.com
 
20/08/08 | 12:01: EDITORIAL HYLAS dice:
Felicitaciones Graciela por hacer que cada palabra encuentre su lugar. Por hacer que afloren los sentimientos y la nostalgia. Por ser parte de cada encuentro los días lunes. Eugenio
editorialhylas@gmail.com
 
20/08/08 | 11:36: Juan Miguel Schiappacasse dice:
Graciela,el papel en blanco espera que el hada de tus pensamientos unan las letras formando las palabras, que dan vida a tus creaciones literarias. Los lunes nos encuentra en el taller literario esperando tus obras, ellas y vos vos, son el espacio para el tiempo de los sueños y las ilusiones. Juan Miguel.
juan_schiappacasse@hotmail.com
 
19/08/08 | 19:57: Alicia Gómez dice:
"Se necesita muy poca cosa para vivir en perfecta alegría...Es suficiente una Casa Redonda, constrida sobre amor, hecha de fe, amasada con nada, henchida de poesía..." LA CASA REDONDA. Adriana Henriquet Stalli.
asusanago@hotmail.com
 
19/08/08 | 08:15: Catalina (blog otoño, y foro de poesías) dice:
GRACIELA SALDAÑA: compartir contigo éstas Palabras sin Tiempo.....y los talleres de los lunes, es una satisfacción enorme. Sigamos creando palabras, junto a éste grupo de amistad que consolidamos, con la supervisión inmejorable de nuestro profesor Eugenio López. Felicitaciones... un gran abrazo Catalina
catalinagut@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes
09/06 | 00:19 CHARLA ABIERTA CON LA ESCRITORA: CLAUDIA PIÑEIRO - C.C. ROBERTO ARLT - GCBA -
17/06 | 14:23 Haroldo Conti
17/06 | 14:17 EDITORIAL HYLAS
26/06 | 15:00 EDITORIAL HYLAS
23/06 | 13:17 Tzvetan Todorov, el emigrante humanista, premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales
23/06 | 13:14 OSVALDO BAYER
13/06 | 11:08 HUBO UNA VEZ...
13/06 | 11:05 El escritor macedonio Iván Mihailov
11/06 | 14:51 CAFE LITERARIO BAR LA FORJA - BACACAY 2414 - CABA -
11/06 | 14:49 ROBERTO FERNANDEZ RETAMAR
05/06 | 09:09 Entrevista con Marcos Silber, por Edgardo Lois
05/06 | 08:59 MARCOS SILBER
05/06 | 08:38 Juan José Sebreli
03/06 | 15:56 BARBARA MUJICA


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS